Tapa

Hacé click
para ver todas
las notas
de este número.


PARA TEENS en:
Fecha: 30/09/2011

¡A orientarse!

¿Soy buena con los números? ¿Me encanta analizar a los demás? ¿Me gusta la medicina? Miles de preguntas surgen a la hora de decidir qué carrera seguir y siempre aparece el miedo a no elegir bien. Por eso, la licenciada Beatriz Bermúdez, directora del sitio Tu vocación primero y especialista en adolescentes, te despeja las dudas más comunes en el difícil camino de la elección.

“El momento de egreso del colegio secundario es un momento fundante para el adolescente. Según cómo haya vivido su experiencia escolar desde el jardín de infantes hasta la escuela secundaria, más sus vivencias familiares y personales, es que encarará una nueva etapa pensándose en una futura profesión”, cuenta Beatriz Bermúdez, directora del sitio Tu vocación primero.

Pero, ¿cuál es el primer paso? La psicoanalista explica que “en principio hay que evaluar si realmente se quiere seguir estudiando o por el contrario hay un deseo de trabajar. O bien, hoy en día existe una oferta académica abundante de carreras cortas y cursos que también pueden ser considerados como una opción interesante por algunos jóvenes”.

La especialista cuenta que “en general el proceso de toma de decisión de qué estudiar se da naturalmente en función de aquellas áreas de interés por las que se sienten atraídos. Ahora bien, pueden existir ciertas trabas como dudas, miedos y exigencias que imposibiliten que el joven se decida abiertamente por una carrera”.

−¿A qué se deben los temores en los adolescentes?
− Principalmente, en el miedo a no cumplir con los ideales paternos y también a una excesiva preocupación por los mandatos sociales. El ámbito familiar es una fuente de presión en el momento de decidir una carrera. En este sentido es muy habitual escuchar en primeras entrevistas la determinación de seguir una carrera en función de si tiene o no salida laboral.

−¿No se debería tener en cuenta este factor?
−Según nuestro criterio, la elección de una carrera no debería sustentarse en la demanda laboral que tenga al día de hoy porque nadie puede afirmar con seguridad que el día de mañana, en cinco, seis años, cuando ese joven se reciba y tenga un título, el mercado laboral permanecerá estático con las características de oferta y demanda actuales.

−Entonces, ¿en qué se debería sostener su decisión?
−En un deseo genuino, propio, con la ilusión de desarrollar esa carrera en busca de un placer y una satisfacción.

−¿Cómo puede diferenciar el adolescente entre lo que es un simple hobby y su verdadera vocación?
−A veces escuchamos decir “me pasó que confundí un hobby con una actividad para toda la vida”. Planteado así lo pasional y el entretenimiento quedarían del lado del hobby, entendido como un escape a la forzada rutina que implicaría una profesión. En realidad, estudiar, cursar o trabajar implica no sólo desarrollar una disciplina sino también gratificaciones y desarrollo del placer en la carrera elegida.

TALLERES VOCACIONALES. Una de las opciones para cuando uno se siente perdido y no sabe cómo decidirse es recurrir a cursos de orientación vocacional donde profesionales en psicología ayudan y quitan aquellas dudas que tanto te persiguen.

En general hay dos modalidades a la hora de la consulta que puede ser en abordaje individual o grupal. “El primer caso se recomienda cuando se está en presencia de un conflicto vocacional. En cambio, en el método grupal lo que se trabajará es más en relación a qué es la universidad, cómo son las materias de las carreras e indagar en cuáles son las fantasías e imágenes ocupacionales de cada uno. Además, se brindan tareas específicas para ir explorando los intereses”, dice la licenciada.

PROBLEMAS COMUNES.“Muchas veces llegan al consultorio chicos que dicen que odian estudiar, pero quieren tener un título o que quieren una carrera corta y que sea fácil. Estas expresiones remarcan la falta de ilusión, de esperanza, en un futuro mejor. Estos motivos esconden depresiones, baja autoestima, desengaños frente al modelo que dan los adultos mayores, quienes, insatisfechos con sus trabajos, brindan un modelo vivido como decepcionante por el adolescente”, cuenta Bermúdez.

En síntesis, el objetivo en orientación vocacional “es transformar la pregunta social ¿Qué vas a seguir?, por una pregunta singular ¿Qué deseo? ya que el apasionamiento es un atributo necesario para continuar con una carrera”, finaliza la especialista.

¡TOMÁ NOTA!

Tu vocación primero. Podés reservar turno para orientación individual o talleres grupales al 4782-6315 de 15 a 21. Sedes: Belgrano, Palermo, Caballito, Flores, Boedo, Lanús y Avellaneda.

Universidad de Buenos Aires.Ofrece consultas y talleres de orientación vocacional gratuitos. Comunicarse al 4789-6085. Lugares de atención: Sedes del CBC.

RECOMENDAR ESTA NOTA

Su nombre Su e-mail

De: carla1990 (05/01/2012)
Muy buena nota! Justo estaba averiguando para hacer OV y me recomendaron http://centrofatum.com que dicen que es muy bueno, veremos que tal, igual con la nota de parateens ya me ayudaron bastante! Gracias!
Advertisement
Atlántida Digital/Televisa Digital no se responsabilizan por el contenido de los anuncios publicitarios que se incluyan en sus portales.
Se reserva el derecho de editar, corregir y abreviar cualquier material aceptado para su publicación.

Otros sitios de Editorial Atlántida:

©2006 Para Teens.
iab